MIKONOS - Moda y complementos

Algo más que un negocio…

Cada tres meses llega a nuestras manos Spend-in, un magazine con el que tenemos una relación muy especial más allá de sus páginas, concretamente con las personas que lo hacen posible.

Ya hace unos cuantos años cuando esta revista de carácter nacional vio la luz en nuestra comunidad, y ahí estábamos nosotros, apoyándola desde el primer momento.

Cada trimestre, estamos desando ver la nueva portada, para nosotros uno de sus puntos diferenciadores, pero más allá de su diseño, maquetación, artículos, nos quedamos con las editoriales de Ricardo Gimeno, que transmite muy bien una filosofía de vida que intenta transmitir número a número.

image

La última editorial titulada “Algo más que un negocio…”  nos ha hecho reflexionar, pensar, etc. sobre la evolución de los negocios y nos gustaría compartirla con todos vosotros, por ello aquí os dejamos la editorial firmada por Ricardo, que lidera un gran equipo de profesionales a su alrededor destacando a Jose Izquierdo, con el que nos une una larga amistad y otros  que aunque no tenemos un contacto diario, sabemos que están siempre ahí (Andrés, Sandra,…)

Bueno, aquí os dejamos la editorial:

 

“Los negocios son trabajo, crear algo, no especular”
(Rafael Domínguez de Gor)

Dicen que la comunicación es un negocio, el cuarto poder y no se cuántas cosas más… para mí sin embargo siempre ha sido una vocación, una forma de servir a los demás como hacía ese intrépido periodista, Tintín, que tantas veces me ha servido de inspiración desde aquellas noches de mi niñez en que empecé a seguir sus pasos. Tras él llegaron compañeros de carne y hueso como mi querido “Rafiki”, mi primer maestro del que sigo aprendiendo cada día y del que estoy orgulloso de seguir siendo amigo. Después llegó otro gran maestro a mi vida, “Andrew”, con quien compartí más de mil batallas en mil frentes diversos. Con ambos “hermanos de armas” he trabajado codo con codo y junto a ellos aprendí que la vida es responsabilidad ante sí mismo, ante los demás y ante la vida. Ahora sé que este es un camino interminable. Nunca dejas de aprender porque el secreto de esta profesión es saber destilar la esencia de cada profesión, de cada profesional al que entrevistas y de cada persona con la que cohabitas. Al cabo de muchos años he entendido que al relacionarte con personas de tan diferentes índoles, te empapas de emociones, compartes sentimientos, descubres intuiciones… asimilas esas sensaciones y al final te identificas hasta casi convertirte en una más de ellas. Esta sintonía con tan grandes personas, es lo mejor de mi profesión.

Me gusta recordar esto de vez en cuando. Hay principios que no conviene olvidar, especialmente cuando tengo la tentación de replantearme la historia de “SPEND IN Magazine”. Quizás podríamos haber crecido más rápido, pero posiblemente nos hubiéramos convertido en una publicación más. En este mundo con tantas prisas y tan “de escaparate” creo que hemos acertado al caminar paso a paso, tejiendo una red social auténtica, real en el sentido más estricto de la palabra. Nuestra ragnatela (tela de araña) la hemos hilvanado siempre a nuestro ritmo y estilo. Sin concesiones. Esto nos ha permitido poder disponer de una oferta de contenidos singular y de pedigrí. Creo que por eso nos podemos reivindicar con orgullo como defensores de que lo que popularmente se conoce como lujo, algo que sólo se puede concebir si va de la mano del arte y de la cultura, por eso con nuestra segmentación de ediciones localmente personalizadas, trabajamos y potenciamos todos los alicientes culturales y comerciales que posee cada población y cada región. Porque sigo plenamente convencido de que la cultura es la mejor herramienta de ¬desarrollo social.

Desde que aparecimos en el panorama nacional en 2003 hemos ido encontrando en este camino a grandes profesionales de diferentes sectores que hoy conforman nuestro particular consejo editorial. Entre ellos contamos con fotógrafos, periodistas y escritores de todas las tendencias y sensibilidades que, cobijados por nuestro espíritu libre, cuentan cada trimestre sus historias, con abogados, actores, arquitectos, artistas y artesanos, bibliotecarios, cocineros, sumilleres y barmans, decoradores, interioristas, deportistas, dependientes, diseñadores de joyas, de ropa, de muebles… sastres y modistas, estilistas, empresarios, hoteleros, mecánicos, médicos, modelos, pintores, profesores, psiquiatras y psicólogos, relojeros, vendedores, compradores y todos aquellos hombres y mujeres que nos aportan lo mejor de ellos mismos; su profesionalidad y humanidad. Ya lo dijo Leonardo da Vinci: “Pide solo consejo al que sabe corregirse a sí mismo”.

No hay nada tan satisfactorio como contribuir en la democratización del conocimiento. No nos conformamos con seguir “remando” para que nuestras ediciones impresas amplíen cada año esta “flota INdependiente”. Hace ya diez años que lanzamos a volar nuestra edición digital www.spend-in.com que cuenta hoy con más de 150.000 páginas vistas al mes y con casi 600.000 visitantes exclusivos al año. Tenemos claro que, aunque el medio digital tiene varios peligros para los lectores y los consumidores, por la censura y control que ejercen algunos gobiernos y muchas multinacionales, quisimos seguir en la vanguardia de la información y seguir aportando nuestro grano de arena en el mundo de la comunicación cualitativa. Gracias a esa apuesta de calidad, puedo comunicaros en nombre de todo este “consejo editorial”, que antes os he presentado, que “SPEND IN Magazine” ya es líder también en el mercado digital de contenidos de calidad lifestyle. Gracias a www.spend-in.com hemos reforzado y ampliado nuestra exclusiva propuesta editorial para seguir deleitando a los mejores lectores que existen, lectores como tú, exigentes y de alto nivel cultural. No pretendemos ni pretenderemos nunca competir con las redes sociales. Para cubrir este apartado ya que por todos es sabido que las RRSS informan más que venden, hemos apostando por Twitter por ser la herramienta que mejor permite hacer más conexiones de manera selectiva con quien realmente te interesa y por ser el gran termómetro de tendencias.

Creo que cuando el objetivo de una acción no es egoísta, cuando lo que hacemos no lo realizamos por nuestro propio interés (enriquecimiento, poder, renombre) sino que actuamos a favor de servir a la comunidad, nos autoliberamos. Por esto pienso que en algún momento de relax de este verano deberíamos reflexionar sobre los dos tipos de vida que podemos y debemos elegir para vivir: la de VERDAD y la que NO es VIDA.

¡¡Vive la esencia de lo esencial. Feliz Verano!!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

catorce − 7 =